La noche de los viernes

La noche de los viernes

  • Autor: Canale, Mario Augusto
    Nacionalidad Italiana, naturalizado argentina
    (Italia, Vicenza, 1890 – Argentina, Buenos Aires, 1951)
  • Fecha: 1914
  • Origen: Salón Nacional de Artes Plásticas
  • Género: retratos, salón
  • Escuela: Argentina S.XX
  • Técnica: Óleo
  • Objeto: Pintura
  • Estilo: AcadémicoFiguración
  • Soporte: Sobre tela
  • Medidas: 195 x 212,5 cm. - Marco: 222 x 240 x 7,5 x 14 cm.

Compartir

La noche de los viernes Ver en alta
Nº Inventario 5683
Obra no exhibida

Comentario sobre La noche de los viernes

La noche de los viernes fue el cuadro más importante realizado por Mario Canale. Encabezó la exposición póstuma organizada en 1953 y fue reproducido en muchos de los artículos que se ocuparon de su obra. Su trayectoria como pintor fue breve, desarrollándose mayormente en la segunda década del siglo XX. Luego, otros emprendimientos como la difusión del grabado, la gestión pública, la docencia y el periodismo, constituyeron sus ocupaciones primordiales desplazando a la práctica de la pintura.
Realizada en 1914, la obra fue el primer envío de pintura de Canale al Salón Nacional y allí fue adquirida por la Comisión Nacional con destino al Museo. Es una pintura de gran formato que busca captar el espíritu bohemio y la camaradería que reinaba entre los colegas que cada semana se reunían en casa de Canale. Sentado en medio del sillón, este observa las reproducciones de un libro que sostiene uno de sus compañeros. Reclinado sobre el costado derecho, Walter de Navazio aparece reflexivo mientras su mano crispada se aferra al sofá. Su imagen se condice con el topos del artista introspectivo y melancólico, relato que sería reforzado por su muerte prematura en 1921. Parado detrás del sillón, el barbado Rogelio Yrurtia fuma un puro mientras supervisa la conversación de los más jóvenes. De una generación anterior, el escultor fue una figura señera para el grupo y fundamentalmente para Canale con quien se reunía para aconsejarlo y discutir sobre arte. Por último, sobre la izquierda, el grabador y pintor Hugo Garbarini también está atento a la tertulia del centro de la escena. Todos llevan ropas elegantes en este interior suntuoso, cuyas paredes están repletas de cuadros y grabados. Entre ellos se vislumbra el característico perfil de Eduardo Sívori, mentor intelectual del grupo a quien Canale le dedicó una serie de grabados en 1912. Seguramente se trataba de una de estas obras con las que Canale decidió honrar al maestro que lo introdujo en las técnicas de la pintura y el grabado.María Isabel Baldasarre

Bibliografía

1938. PAGANO, José León, El arte de los argentinos. Buenos Aires, edición del autor, t. 2, p. 266.
1988. PAYRÓ, Julio E., “La pintura” en: AA.VV., Historia general del arte en la Argentina. Buenos Aires, Academia Nacional de Bellas Artes, vol. 6, reprod. color p. 188.
2006. AMIGO, Roberto y María Isabel Baldasarre (org.), Maestros y discípulos. El arte argentino desde el Archivo Mario A. Canale. Buenos Aires, Fundación Espigas, p. 41, reprod. color p. 67.