Comenzó el 14 de ABRIL 2010 Finalizó el 27 de JUNIO 2010

Martín Fierro

El periódico Martín Fierro en las artes y en las letras

Martín Fierro

Info

Cerrada Comenzó el 14 de ABRIL 2010 Finalizó el 27 de JUNIO 2010

  • Curador/a Sergio Alberto Baur

Compartir Exhibición

Sobre la exhibición

Seleccionando obras del patrimonio artí­stico del Museo Nacional de Bellas Artes y préstamos de colecciones públicas y privadas nacionales y extranjeras, la propuesta de esta exposición es realizar una lectura y diálogo de los principios estéticos de la publicación, relacionando a los referentes del arte argentino de vanguardia con algunos artistas internacionales que fueron altamente estimados a lo largo de la vida de esta revista literaria. De esta manera se exhibe un conjunto de cien obras de Xul Solar, Emilio Pettoruti, Norah Borges, Alfredo Guttero, Raquel Forner, Aquiles Badi, Horacio Butler, Héctor Basaldúa, Thibon de Libian, Paul Gauguin, Pablo Picasso, Carlo Carrá, Marie Laurencin, Pedro Figari y Julio Castellanos, entre otros.

El periódico Martí­n Fierro (1924-1927) fue una de las principales publicaciones de la vanguardia argentina, que dio nombre al grupo literario de Florida, dado que sus integrantes se reuní­an en esa calle porteña. A través de sus columnas se introdujo la apreciación estética de los grandes ismos del arte europeo y latinoamericano, como así­ también de sus resonancias y ecos locales.

Martí­n Fierro a través de sus cuatro años de vida, fue la tribuna de los jóvenes escritores y pensadores argentinos, contando también con la presencia de algunos autores y crí­ticos internacionales. Del análisis de su Manifiesto, se desprenden las ideas que predominaron en la vanguardia artí­stica argentina, inaugurando una nueva concepción cultural en el paí­s.

Seleccionando obras del patrimonio artí­stico del Museo Nacional de Bellas Artes y préstamos de colecciones públicas y privadas nacionales y extranjeras, la propuesta de esta exposición es realizar una lectura y diálogo de los principios estéticos de la publicación, relacionando a los referentes del arte argentino de vanguardia con algunos artistas internacionales que fueron altamente estimados a lo largo de la vida de esta revista literaria. De esta manera se exhibe un conjunto de cien obras de Xul Solar, Emilio Pettoruti, Norah Borges, Alfredo Guttero, Raquel Forner, Aquiles Badi, Horacio Butler, Héctor Basaldúa, Thibon de Libian, Paul Gauguin, Pablo Picasso, Carlo Carrá, Marie Laurencin, Pedro Figari y Julio Castellanos, entre otros. 

La crí­tica literaria fue uno de los pilares de esta publicación, promoviendo un nuevo gusto por la literatura de renovación. Por ello se exhiben muchas de las primeras ediciones de los libros analizados en sus páginas. Durante esos años se publicaron obras tan representativas de nuestra literatura como Calcomaní­as de Oliverio Girondo, Luna de enfrente de Jorge Luis Borges, La calle de la tarde de Norah Lange y Prismas de Eduardo González Lanuza, cuyos diseños gráficos se encuentran í­ntimamente relacionados con las artes plásticas del momento. 

Alberto Prebisch y Ernesto Vautier, seguidores del movimiento iniciado por Le Corbusier, se incorporaron a Martí­n Fierro, para iniciar la campaña de divulgación de un nuevo estilo. En ella se plantearon los problemas más apremiantes que debió resolver la arquitectura moderna de una forma racional, mientras se combatí­a el ilógico decorativismo de estilos adaptables a la vida urbana, por medio de sarcasmos verbales, o por comparaciones gráficas.

Asimismo este periódico literario introdujo entre el público argentino, las primeras crí­ticas de cine internacional de vanguardia, por lo cual se proyectan en la exposición una selección de pelí­culas que fueron consideradas como obras cumbres del nacimiento de la cinematografí­a, desde Chaplin a los personajes futuristas de Aelita, desde las escenografí­as de Mallet Stevens a los vestuarios de Alexandra Exter. 

Martí­n Fierro, fue una manera de interpretar un proyecto cultural nacional y latinoamericano, que adhirió al concepto del arte por el arte, para trazar su camino intelectual y creativo. Tal como lo expresó uno de sus antiguos directores: a partir de Martí­n Fierro se escribe y se pinta de otra manera en el paí­s.