Sábado, 16 de Junio 2018

Ciclo de Cine

Una tarde con Buster Keaton

Ciclo de Cine

​Hace veinte años, la ciudad de Los Angeles puso una placa en una esquina, recordando que en ese lugar había realizado sus mejores películas Buster Keaton, genio de la comedia y del cine mismo. Pero en un giro típicamente keatoniano, la placa se colocó accidentalmente frente al lugar donde debía ubicarse. La Sociedad Internacional Buster Keaton pidió el cambio y la fecha del evento es el 16 de junio. Por eso la ciudad y el Estado de California decidieron declarar ese día como el Día Internacional de Buster Keaton. Lo que presenta una genial excusa para ver algo de una obra notable y absolutamente moderna.


Keaton, nacido de una familia de acróbatas, aprendió de muy pequeño a caer y saltar, a usar cada músculo. Después de ser el comparsa en las películas del obeso cómico Fatty Arbuckle en las primeras décadas del siglo XX, comenzó a hacer sus propios films y creó un personaje no muy frecuente: el héroe cómico. En el mundo Keaton, las cosas se rebelan y atentan contra el personaje. Pero Buster siempre cuenta con la inteligencia para transformarlas y volverlas herramientas de triunfo. Un auto que cae a un lago se transforma en barco a vela, un cambio de vías trabado con una piedra se vuelve un problema insoluble para varios oficiales del ejército. La mirada de Keaton, un autor que dejaba de lado el histrionismo para que todos los elementos del plano jugasen, es la de un mundo donde, en lugar de buenos y malos, hay tontos e inteligentes, brutos y valientes. Romántico empedernido, suele quedarse con la chica a puro coraje y buenas armas. Generoso, busca que el espectador se ría y que esa risa sea parte de un ejercicio intelectual.
De los pocos grandes realizadores del período mudo que hoy siguen actuales, Keaton fue un auténtico genio. Nuestro programa incluye tres films. El conquistador del Oeste es no solo una especie de parodia del western, sino una fina mirada sobre las diferencias entre la vida rural y la urbana, con una épica estampida de vacas en pleno Los Angeles como epílogo. El moderno Sherlock Holmes es un homenaje al cine, y el propio Buster “entra” en un film de suspenso para volverse un fantástico héroe, en una película notable también por sus efectos especiales. El maquinista de la General es una de las mejores sátiras contra el militarismo y el autoritarismo: en la Guerra de Secesión, un hombre del Sur, enamorado de una chica y de una locomotora, hace lo imposible por rescatarlas cuando ambas son raptadas por soldados del Norte. Es, también, una de las mejores y más espectaculares películas de aventuras de todos los tiempos, una ironía constante a pura acción y humor.
Keaton fue, lo dijimos, un genio, y aún hoy hace reír a cualquiera que se acerque a sus películas. Ni una estrella, ni un icono mitológico: un amigo que nos invita a la felicidad del cine.

***********
​Programa
***********
Sábado 16 de junio
A las 16,  El conquistador del Oeste (1926, 78')
A las 17:30, El moderno Sherlock Holmes (1924, 48')
A las 18:30, El maquinista de La General (1926, 88')

Lugar: Auditorio Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.
Figueroa Alcorta 2280, Buenos Aires.

'